inicioEmpresaEquipos GrafcosInsumos graficosNotasNovedadescontacto
 


Nuevas Técnicas de Brillo Sectorizado para Pliegos Offset

Valor Agregado.

Esto es de lo que todo el mundo viene hablando en los últimos años en los eventos internacionales de la industria. Conceptos como escala de producción y reducción de costos ya están incorporados a casi todos los talleres de impresión de mediano y alto porte… entonces ahora es tiempo de enfocarse en nichos de mercado, tratar de dar un diferencial plus al segmento target u objetivo. La impresión hace tiempo que dejó de ser un arte misterioso para ser un proceso industrial de alta exigencia, pero eso trajo aparejado que los impresores busquen diferenciar su producto en un mercado híper ofertado.

Según Wikipedia : El valor agregado o valor añadido es el valor que un determinado proceso productivo adiciona al ya plasmado en la materia prima y el capital fijo (bienes intermedios) (e.g. marca) o desde el punto de vista de un productor, es la diferencia entre el ingreso y los costos de la materia prima y el capital fijo. Desde el punto de vista contable es la diferencia entre el importe de las ventas y el de las compras.

Para muchos esta definición es algo estática, ya que todos trabajamos y agregamos valor a los insumos (sean cuales fueran) de nuestra tarea diaria… Agregar Valor ya es para algunos hacer algo diferente… o al menos aumentar el diferencial que conforma el valor agregado.

En los últimos años el sectorizado sobre laminado mate (o brillante en menor medida) fue una forma de agregar valor a un catalogo, a una revista, a un libro, etc. Se realiza mayormente con aplicación de barniz UV serigráfico sobre un pliego laminado. Existen algunos impresores que han ido mas allá y aplican barnices UV texturados, perfumados, holográficos, iriodizados, fluorescentes, etc.

El sistema de serigrafía requiere no solo equipamiento adicional, como cualquier proceso, sino que requiere al impresor la incorporación de un proceso de impresión completo que incluye la generación de las matrices (chablones), la impresión y el secado ( o curado en el caso de los barnices UV). Esta complejidad hace que no sean muchos los interesados en volcarse a tener internamente este servicio y tercerizan el mismo.  La gran mayoría de los impresores tercerizan este servicio en talleres especializados, pero esto está claramente en contraposición de la tendencia que ya mencionáramos en notas anteriores (Ver Argentina Gráfica – Cromática # 396 de Septiembre de 2008 Pág. 74 a 80) según la cual los impresores buscan que sus trabajos queden dentro de sus talleres, controlando la calidad, los tiempos y la confidencialidad. Revisemos entonces lo importante que es para los talleres hoy en día estos puntos dado el elevado nivel de competencia del mercado:

  • o Calidad: La calidad alcanzada en los procesos de termolaminado son actualmente superiores a los resultados de procesos con los de adhesivos solvente. También han logrado una reducción de costos en los tirajes de hasta diez o veinte mil ejemplares.  Asimismo son por definición más amigables con el medioambiente al no liberar COV (Compuestos Orgánicos Volátiles), inclusive ya disponemos en Argentina de films 100% biodegradables con adhesivos termales también 100% biodegradables, resultando en un laminado totalmente ecológico. Respecto de la calidad visual y táctil recordemos que a mayor espesor de film y adhesivo térmico, mejor es el aspecto y tacto permitiendo laminaciones libres de imperfecciones sobre el substrato más irregular y/o con la carga de tinta más rebelde, aplicaciones digitales con tonner e incluso absorber el exceso de polvo antirretinte. (Ver cuadro)

 

  • o Tiempos: El laminado in-house con el método termal permite un control total sobre los tiempos de producción, ya que el proceso es de muy rápida aplicación y existen equipos para todos los requerimientos y presupuestos: manuales, semiautomáticos y automáticos; desde 15.000 a 300.000 u$s; desde 1.000 a 12.500 pliegos hora. Por ejemplo, un equipo formato máximo 52x72cm, con alimentación semiautomática (un operador único que coloca el pliego en una cinta transportadora sin definir distancia entre pliegos) con salida de corte automático está aproximadamente 20.000 u$s . Con este equipo un impresor medio puede controlar los tiempos de entrega a sus clientes sin quedar expuesto a demoras del proveedor, imprevistos por problemas externos o simplemente ahorro en tiempos y costos de fletes. No habrá problemas o reimpresiones tampoco por mermas no controladas.
  • o Confidencialidad: No son pocos los trabajos que exigen que todo el proceso de impresión y post producción sea exclusivamente en forma interna. Asimismo, existe una gran tendencia a evitar que la competencia conozca nuestro portafolio de clientes y mantener el trabajo en casa es una forma de evitar que nuestro competidor conozca ese dato.

 

Asimismo, el barnizado aplicado con serigrafía sobre el BOPP requiere que la superficie del pliego (ya laminado) tenga una tensión superficial determinada.

Éste tema es un punto de discordia constante entre los impresores y los proveedores de servicio de laminado y/o sectorizado.

Está ampliamente consensuado que la tensión superficial debe ser no inferior a 36/38 dynas por centímetro cuadrado para poder recibir un barniz de curado UV en su superficie, pero esto depende no solo del substrato sino también de la capacidad de adherencia del barniz UV, del correcto funcionamiento de las lámparas de curado UV, del tiempo de exposición a las lámparas UV, del requerimiento de adhesión propio del trabajo, etc.

Todas éstas variables, muchas de ellas en uno u otro lado de la discusión, hacen de éste proceso un punto a tomar muy en cuenta al momento de decidir laminar y sectorizar un trabajo.

 

Hace unos años, en IGAS (International Graphics Arts Show, de Tokio), conocimos una solución definitiva a este problema y con inclusive mayor impacto visual y táctil que lo que presenta un BOPP mate sectorizado con barniz UV brillante: Laminado, gofrado del film en simultáneo y luego estampado en caliente sin folio. Este proceso se basa en la característica termoplástica del BOPP.

Simultáneamente al proceso de laminado se produce el gofrado del BOPP con un patrón determinado en la superficie de la calandra. Éste patrón puede ser estándar o puede desarrollarse a pedido, customizando aún más la aplicación, inclusive permitiendo la aplicación del sistema para productos que requieran seguridad anti piratería. Posteriormente, y en otro proceso, se aplica presión y temperatura mediante un cuño “matando” el gofrado y dejando nuevamente la superficie del BOPP lisa y brillante.

Este “sectorizado” es imposible de remover, no se quiebra, raya, ni desprende, permitiendo inclusive pliegues sobre el diseño de sectorizado. Incluso el cuño puede contemplar patrones propios dentro del sectorizado, ampliando aún más la versatilidad de la herramienta. Para el laminado puede usarse un BOPP de mayor espesor (40mic) para que el gofrado se marque en mayor medida.

Los diseños de patrón estándar permiten una variada terminación:

En el año pasado ya han comenzado a ingresar al país nuevos equipos de laminación que poseen una doble calandra permitiendo aplicaciones de gofrado de alto volumen. Estos equipos cuentan con lo último en tecnología para laminar multiplicado por dos. Cuentan con una calandra espejo que lamina y otra que tiene el patrón deseado, permitiendo una gran velocidad de laminado+gofrado.

Pero sin necesidad de tener doble calandra, la tecnología de IDH (Rodillo de Calentamiento por Inducción, por sus siglas en inglés) permite que una laminadora realice gofrados de diferentes patrones ya que el cilindro puede cambiarse en 20 minutos. Esto es imposible de realizar con laminadoras que calientan la calandra por sistemas de aceite o agua.

Asimismo, no hace falta tener un equipo de alto costo, velocidad o formato, desde la más pequeña puede realizar el efecto, por supuesto con mayores limitaciones respecto a la velocidad de procesado.

Desde la pequeña Protopic….             ….hasta la gran Challenger pueden gofrar BOPP.

Seguramente que este proceso será de utilidad en packaging de alto nivel así como en tapas de libros o catálogos que busquen diferenciarse del resto de los impresos comerciales en general.


Bajar nota
  VOLVER
   
  ©2011 Leftech Group.
EQUIPOS E INSUMOS GRAFICOS
Todos los derechos reservados.
Webmail Diseño Web www.sieteflores.com.ar
info@leftech.com.arDonde estamos

Leftech Argentina
Tel/Fax:
(54-11) 4918-5665
(54-11) 4918-5666

Leftech Uruguay
Tel/Fax:
(598-2) 486-4296